Artículos Importantes

Empresas basadas en Tecnología


Empresas basadas en Tecnología

La denominación de Empresas  basadas en tecnología es un término que se refiere a un nuevo tipo de empresas que se ha venido desarrollando en la transición al nuevo ciclo del sistema capitalista a nivel mundial.

Nuevas empresas que se basan en el dominio intensivo del conocimiento científico y técnico para mantener su competitividad. Pueden definirse como, Organizaciones productoras de bienes y servicios, comprometidas con el diseño, desarrollo y producción de nuevos productos y/o procesos de fabricación innovadores, a través de la aplicación sistemática de conocimientos técnicos y científicos (Office of Technology Assessment, 1992).

Hasta hace pocos años, una limitación al desarrollo tecnológico de las empresas estaba en las dificultades para acceder a la tecnología y las necesidades de financiación que esto implica. Ante esta situación, pocas empresas buscaban estrategias con base a las ventajas que proporciona el conocimiento tecnológico.

Estos elementos de gran importancia constituyen hoy la definición y ajuste de las políticas económicas y, especialmente, de las políticas de apoyo a la innovación por parte del Estado, ya que, el incremento del tejido empresarial y su regeneración mediante la sustitución de unas empresas por otras son índices clave para evaluar la capacidad de adaptación de un país a la evolución tecnológica y constituye la garantía de su competitividad futura.

En esta última década la tecnología se nos presenta como un elemento inherente a la vida humana. Su funcionalidad, operatividad y desarrollo dependen, en gran medida, del trabajo conjunto de la empresa privada, el sector público y las universidades.

Este trabajo conjunto ha permitido la creación de nuevas estrategias que apuntan a un redimensionamiento del solo consumo de tecnología, a una producción escalonada de calidad.

CONSIDERACIONES DE LAS EBT

Las empresas cuya base de competencia estaba en la tecnología eran grandes empresas que operaban a nivel mundial, otras de menor tamaño se encontraban ubicadas en nichos de alto nivel tecnológico a nivel internacional.

El resto de las empresas se dedicaba a competir en mercados locales, en ocasiones protegidos, y basaban sus posibilidades de competencia en las tecnologías adquiridas, tanto las incorporadas a bienes de equipo o productos semielaborados como en forma de licencias (know-how). Esta situación ha cambiado de forma importante. Hoy todas las empresas están obligadas a competir en un mercado cada vez más global.

La innovación es una de las alternativas para seguir siendo competitivas. Esto significa que la innovación es la única manera de mantener su cuota de mercado sin reducir los niveles de beneficio. Esto permite que muchas empresas puedan incorporar en sus posibilidades de competitividad el conocimiento tecnológico.

La innovación tecnológica se ha convertido en una necesidad y, sobre todo, está actuando como factor limitante a la competencia y supervivencia para aquellas empresas que no incorporan dicho conocimiento.

Las EBT se desarrollan principalmente en áreas como la informática, las comunicaciones, la mecánica de precisión, la biotecnología, la química fina, la electrónica, la instrumentación, entre otras, y en ocasiones sus orígenes se encuentran en proyectos llevados a cabo por universidades y centros que poseen capital humano especializado y han efectuado inversiones en infraestructura para la investigación y la generación de conocimiento.

COMPONENTES ESPECÍFICOS QUE IDENTIFICAN LAS EBT (Camacho et al, 1999):

Las EBT en comparación con las grandes empresas, son muy pequeñas, ocupan poco personal y producen bienes y servicios con alto valor agregado. Tienden a relacionarse con las universidades, institutos o centros de investigación donde se desarrollan tecnologías en áreas de conocimiento similares a las que dichas empresas requieren para su desarrollo y actualización tecnológica.

Los estados predecesores al proceso de creación de una EBT son la formación de masa crítica, la creación y fortalecimiento de grupos de Investigación y Desarrollo (I+D) y el desarrollo de proyectos de investigación con obtención de resultados. En este contexto, es necesario resaltar que el fomento de EBT debe realizarse sin limitaciones en cuanto al tamaño de las empresas que se van a crear y, posiblemente, su promoción se realizará de una forma más ágil desde sistemas regionales de innovación que dispongan de infraestructura dinamizadora de Investigación y Desarrollo (I+D).

CARACTERÍSTICAS DE LAS EBT

Las EBT presentan una serie de características que representan rasgos característicos del nuevo paradigma tecno-económico (Pérez, 1986).

1. Mayor capacidad para incorporar nuevas trayectorias en la mejora de productos tradicionales, generando nuevos desarrollos de forma incremental. En este sentido, este nuevo tipo de empresas tiene una mayor capacidad para introducir rápidamente cambios en el diseño de productos y procesos, con nuevos rasgos en términos de tamaño, adaptabilidad y versatilidad. No existe la rigidez de la producción masiva.

2. Los requerimientos del nuevo tipo de empresa constituyen una fuente motora de innovaciones radicales.

3. La flexibilidad constituye la óptima práctica productiva. El carácter programable de los equipos permite superar la rigidez de las viejas plantas, reduciendo la importancia de las economías de escala basadas en técnicas intensivas de producción en masa, ya que se independiza la escala de producción de la escala de mercado.

4. La especialización de los equipos permite modificaciones más rápidas en los planes de producción, elevados niveles de eficiencia en la fabricación de productos distintos, diversos modelos y volúmenes variables.

5. Tienen un mayor dinamismo tecnológico, pudiendo integrarse el diseño al proceso productivo. Ello implica una integración entre los centros de investigación, desarrollo e ingeniería de diseño, desempeñando un papel crucial en la gerencia estratégica de la empresa.

6. Adaptación de la producción a la demanda, desarrollándose las condiciones para que la diversidad de la propia demanda multiplique la oferta de productos y la posibilidad de inversión, abriendo nuevos mercados, así como el diseño de equipos y componentes, factores motrices de crecimiento.

7. Tiene un nuevo esquema organizativo. La organización tiende a la red integrada de los procesos, con énfasis en las conexiones y en los sistemas de interacción, y orientada a la coordinación tecno-económica global.

Sin embargo, no debe confundirse Empresa de Base Tecnológica con empresa modernizada (Marcano, 1996). Esta última, aunque puede hacer uso de los recursos de la Microelectrónica y de las nuevas formas organizativas, puede pertenecer a períodos anteriores (ejemplo siderúrgico o petroquímico), con tecnología madura en la mayoría de los casos. Lo que la distingue a ambas es la intensidad del uso del conocimiento científico y tecnológico.

Otra implicación importante sobre la innovación es el punto de vista que distingue entre sectores de alta y baja tecnología, aspectos irrelevantes cuando se discute sobre competitividad. Según Porter, el término Alta Tecnología ha distorsionado el modo de pensar sobre la competencia, creando el concepto erróneo de que sólo un conjunto de negocios compiten de forma sofisticada.

De hecho, no existe ninguna industria que sea de baja tecnología. Existen empresas de baja tecnología, es decir, empresas que no logran utilizar la tecnología y las prácticas existentes a nivel mundial para aumentar la productividad y la innovación (Porter, 1998).

Aquí tenemos un video de un ejemplo de empresa de base tecnológica

 

Be Sociable, Share!
  • Twitter
  • Facebook

Dejanos saber tus opiniones y comentarios:

Dimension Empresarial es regulado por Creative Commons Reconocimiento-No comercial - Diseño web: Enfoque Grafico Valid XHTML 1.0 Transitional